ESTUDIO DE ARQUITECTURA Y INFORMACION DE INTERES

NUESTRAS CASAS PREFABRICADAS SON PARA VIVIR SE PUEDEN ESCRITURAR ESTAMOS EN GANDIA VALENCIA PIDANOS UNA CITA Y VISITENOS. VENDEMOS EN TODA ESPAÑA ISLAS CANARIAS E ISLAS BALEARES.

SU PROYECTO ES NUESTRO PROYECTO PIDANOS INFORMACION Y PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.

En CASAS DE MADERA S.L nos comprometemos con su proyecto, independientemente del volumen de su encargo, obtendrá de nosotros la máxima entrega en la búsqueda de la materialización de sus deseos.

Le ofreceremos distintas alternativas para dar respuesta a sus necesidades, desarrollando el diseño no sólo en planos. sino también en maquetas virtuales y 3D a fin de mejorar la comprensión del modelo.

Le propondremos soluciones integrales para mejorar el comportamiento bioclimático de su futuro edificio, es decir, para que el diseño parta de la comprensión del entorno en el que va a construirse a fin de controlar la radiación solar, aprovehar los vientos dominantes, adecuar los cerramientos a las temperaturas, ... soluciones que supondrán una mejora considerable en la calidad de los espacios y una drástica reducción del consumo energético futuro. 

Aportamos a nuestros clientes la ventaja de contar con un equipo multidisplinar lo que nos permite darle un servicio integral a nuestro garantizándole la máxima coordinación entre profesionales y el mejor precio, incluyendo:

  •  ARQUITECTO: Precio 36,50 €/m2
  • APAREJADOR: Precio 13,00 €/m2  
  • COORDINADOR DE SS: Precio 6,00 €/m2

En CASAS DE MADERA S.L, entendemos la dificultad de iniciar una promoción inmobiliaria y tratamos de responder a las especiales circunstancias de cada promotor realizando estudios de mercado para asesorarle sobre los productos inmobiliarios más adecuados a cada caso, presentando un amplio abanico de alternativas y aportando trabajos de infografía, imágenes 3D, animaciones y nuestra colaboración en la comercialización. 

Y como muestra de nuestra implicación, planteamos la alternativa de cobro en inmuebles, suelo, derechos de edificabilidad, etc, nos adaptamos a cada situación. Háganos su propuesta y la estudiaremos.

FABRICA DE CASAS DE MADERA Y VARIOS SISTEMAS DE CONTRUCCION VENDEMOS EN TODA ESPAÑA CANARIAS Y BALEARES.

CONSTRUCCIÓN DE STEEL FRAMING
¿EN QUÉ CONSISTE?

 El Steel Framing es un sistema de construcción basado en la realización de estructuras y muros de cerramiento conformados por entramados de perfiles de acero galvanizado.

Los perfiles empleados en este sistema son fabricados en espesores que varían entre 0,55 mmhasta 2,5 mm, con anchos de ala entre 30 y 90 mm y alturas desde 35 a 350 mm según sean las exigencias estructurales a que se hallan sometidos. En ocasiones los perfiles pueden llevar perforaciones para permitir el paso de instalaciones.

En cuanto a los elementos empleados se distinguen principalmente:

_  Los montantes, son perfiles en forma de C que se instalan en posición vertical haitalemente a distancias de 40 ó 60 cm entre sí. La elección de la distancia al igual que la sección de los perfiles se establece como resultado del cálculo estructural. La fiación de estos elementos se realiza mediante tornillos a los perfiles horizontales.

_ Las soleras o testeros, son perfiles en forma de U que forman los bordes horizontales superiores e inferiores del entramado. Se emplean estos entramados en forma de paneles, piso por piso, anclando las soleras inferiores al piso inferior y la solera superior al cielo y piso superior.

_ Tableros estructurales, suelen emplearse tablero estructurales para el arriostramiento de los perfiles.

_ Aislamientos e impermeabilizaciones, el aislamiento empleado es de lana de roca con el espesor y la densidad calculada para la zona en que va a construirse en cumplimiento del CTE. El aislamiento se protege con una barrera de vapor hacia el interior y con una membrana impermeabilzante hacia el exterior.

_ Revestimientos, las posibilidades para los revestimientos tanto interiores como exteriores son casi infinitas. tendiendo a emplearse placas de yeso laminar tipo Pladur, madera, tableros decorativos o alicatados cerámicos en el interior y madera, monocapa, chapados de piedra o tableros en el exterior.


NUESTRAS TARIFAS DESDE 475,00 €/M2

Construimos en el sistema steel framing desde 475 €/m2, incluyendo en este precio la construcción completa con las características indicadas en la Memoria de Calidades de Construcción Steel Framing .

Si desean consultar precios para calidades diferentes, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">contacte con nosotros para indicarnos lo que desea y le haremos un presupuesto a su medida y sin compromisos.

El sistema de Construcción Steel Framing es básicamente una versión en acero del sistema de entramado de madera, por lo que comparten buenas parte de sus ventajas. Como características más importantes a tener en cuenta en este sistema se cuentan las siguientes:

1. Al basarse este sistema en perfilería de fabricación industrial, los elementos son estándares y tienen un comportamiento más uniforme que la madera que es un material natural.

2. Acero de calidad, tales como aceros planos y cuadrados de acero puede sobrevivir a duras las condiciones meteorológicas, tales como terremotos, tifones huracanes, etc.

3. El acero también es un material reciclado y es reciclable también. Esto hace que sea el entorno más amigable.

4. Al tratarse de estructuras de acero es más sencillo alcanzar grandes luces, es decir que dada la extraordinaria resistencia del material y su escaso peso es más fácil y económico construir espacios con muros o pilares  más alejados entre sí y fachadas con ventanales más grandes.

5. Este sistema es muy propicio para la construcción de fachadas ventiladas, que son la solución ideal para el funcionamiento bioclimático de las viviendas y la reducción del consumo energético porque mejora consideralemente el aislamiento térmico.

6. Este sistema de construcción tiene un comportamiento formidable en situaciones tales como terremotos,... motivo por el que su uso está muy extendido en las regiones del mundo que padecen estos problemas con más asiduidad (Estados Unidos, Chile, Turquía,...).


CONSTRUCCIÓN DE HORMIGÓN PREFABRICADO
¿EN QUÉ CONSISTE?

 El sistema de Construcción de Hormigón Prefabricado se ha ido extendiendo en los últimos años como una alternativa tanto a la construcción tradicional como a los otros sistemas de construcción más industrializada tales como la madera o el steel framing. Y es que en realidad este sistema tiene elementos de la construcción tradicional y de la construcción en seco.

El sistema parte del empleo del hormigón, material básico de la construcción tradicional, pero de un modo nuevo, apoyándose en unos procesos tecnológicos más avanzados que permiten la construcción en fábrica por partes (secciones de muros y forjados) que se transportan a la obra para su montaje definitivo consiguiendo una precisión y una perfección difícil de conseguir en la ejecución en obra.


NUESTRAS TARIFAS DESDE 495,00 €/M2

Construimos en el Sistema Hormigón Prefabricado desde 495 €/m2, incluyendo en este precio la construcción completa con las características indicadas en la Memoria de Calidades de Construcción de Hormigón Prefábricado.

Si desean consultar precios para calidades diferentes, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para indicarnos lo que desea y le haremos un presupuesto a su medida y sin compromisos. 

 El sistema de Construcción de Hormigón Prefábricado tiene como principales características las siguientes:

1. El sistema se basa en la construcción mediante muros y losas estructurales de hormigón que se elaboran en fábrica expresamente para cada obra con procesos controlados que ofrecen la máxima garantía de calidad, robustez, seguridad y confort.

2. El hormigón prefabricado es fuerte, rígido, resistente y aísla el interior de ruidos y cambios de temperatura.

3. Las construcciones de hormigón tienen una solidez dificilmente igualable.

4. Desde el punto de vista del diseño, los paneles de hormigón tienen una imagen estéticamente muy potente abriendo la puerta a diseños contemporáneos donde la disposición de las juntas permite creaciones arquitectónicas de gran belleza.

5. Al tratarse de construcción en seco, los tiempos de la ejecución de la obra son mucho más cortos que los de construcción tradicional.

CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL
¿EN QUÉ CONSISTE?

 En la actualidad la mayor parte de las construcciones que cada año se realizan en España son llevadas a cabo mediante sistemas constructivos que llamamos Construcción Tradicional, se fundamentan en el empleo de estructuras de muros portantes (fábricas de ladrillo, piedra o bloques, etc) o estructuras de pilares de hormigón armado o de acero laminado, con mucha frecuencia muros portantes y pilares conviven en un mismo edificio dando lugar a soluciones mixtas.

Realizamos diseños personalizados para cada cliente con propuestas que se presentan en planos y en3D para su mejor visualización.

HACEMOS A MEDIDA VIVIENDAS TRASTEROS DE MADERA GARAJES CASITAS DE JARDIN 
NAVES AGRICOLAS
ALMACENES COBERTIZOS  CHIRINGUITOS
KIOSKOS

VIVIENDAS PREFABRICADAS MODERNAS 
DESDE 565 €/M2

Construimos en el sistema de construcción tradicional (ladrillo, hormigón, acero,...) desde 565 €/m2, incluyendo en este precio la construcción completa con las características indicadas en la Memoria de Calidades de Construcción Tradicional.

Si desean consultar precios para calidades diferentes, contacte con nosotros para indicarnos lo que desea y le haremos un presupuesto a su medida y sin compromiso. 

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA DE LA CONSTRUCCIÓN TRADICIONAL

 La Construcción Tradicional se caracteriza entre otros por los siguiente puntos:

1. Los muros de ladrillo o bloques de hormigón tienen una buena capacidad portante por lo que son suficientes sin ningún refuerzo adicional para soportar una planta. Para más alturas se acompaña de refuerzos o pilares.

2. Se trata de un sistema de muros con mayor masa que el sistema de madera y steel framing lo que permite su utilización como acumuladores de calor dentro de un diseño bioclimático.

3. Por las características de los muros tienen un buen comportamiento acústico por sí mismos al margen de la ayuda aportada por el aislamiento incorporado.

4. El sistema es de construcción húmeda e implica un mayor tiempo en el proceso de construcción, pero facilita las modificaciones sobre el diseño original.

5. Es un sistema en el que es fácil incorporar la solución de fachadas ventiladas.

CASAS DE MADERA MODERNAS AL ALCANZE DE TU BOLSILLO

Una casa de madera es una casa que respira: absorbe y expulsa la humedad regularizando así la del medio ambiente interior. Contribuye a evitar dolencias de reumatismo y de vías respiratorias, por estabilizar la humedad, y filtrar y purificar el aire. El campo bioeléctrico natural de la madera proporciona además un estado de equilibrio en el cuerpo humano.

Por otra parte las propiedades acústicas de la madera son ampliamente reconocidas: absorbe una parte importante de la energía de las ondas que recibe, con la consiguiente reducción de la polución acústica. La casa de madera es una casa silenciosa, lo que reduce el estrés de sus habitantes.

Además de sus valores tactiles, la madera se ve favorecida por otras cualidades. Elude el frío, el brillo y la dureza acústica de otros materiales y nos refiere también al concepto tiempo, que los materiales modernos no reflejan. Sus anillos de crecimiento nos hablan de él; un tiempo que palpamos y nos hace sentirnos vinculados a las generaciones que nos precedieron.

La madera refiere directamente a valores naturales que el hombre necesita sentir por su propia condición orgánica, es por esto que un viejo proverbio escandinavo dice. "Si tu médico no puede hacer nada por tí, cómprate una casa de madera". 

CASAS DE MADERA NUESTRAS TARIFAS
DESDE 455,00 €/M2

  

Construimos en madera desde 455 €/m2, incluyendo en este precio la construcción completa con las características indicadas en la Memoria de Calidades de Construcción de Madera

Si desean consultar precios para calidades diferentes , contacte con nosotros para indicarnos lo que desea y le haremos un presupuesto a su medida y sin compromiso.

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA DE LA CONSTRUCCIÓN EN MADERA  

La Construcción en Madera incluye en realidad varios sistemas de construcción entre los que el más extendido es el de entramado de madera. Sus principales características son las siguientes:

1. La madera tiene una muy buena capacidad estructural, así como un buen comportamiento hidrotérmico, acústico e ignífugo dado que en cumplimiento del CTE las estructuras de madera se protegen y sobredimensionan para poder mantener una adecuada resistencia incluso en caso de incendio.

2. Al tratarse de un sistema de construcción en seco, el proceso de construcción es considerablemente más rápido que en las obras tradicionales.

3. La madera empleada se prepara en taller atendiendo a escuadrías estándar lo que facilita el montaje y las obras futuras que puedan requerirse para la realización de ampliaciones, cambios de distribución, rehabilitaciones,...

4. Actualmente sólo las casas de madera que tienen fachadas de machihembrado de madera requieren de mantenimiento que en cualquier caso es muy sencillo y económico, basta con pintar las fachadas con un lasur (barniz a poro abierto) cada 4-5 años. Sin embargo cada vez más se elige para la fachada el machihembrado de canexel o de tableros de madera-cemento u otras soluciones similares que no requieren ningún mantenimiento.

5. Este sistema es muy propicio para la construcción de fachadas ventiladas, que son la solución ideal para el funcionamiento bioclimático de las viviendas y la reducción del consumo energético porque mejora consideralemente el aislamiento térmico.

6. La madera es un material natural, ecológico, reciclable y económico y en nuestro caso procede enteramente de explotaciones forestales con certificación de sostenibilidad.

7. Este sistema de construcción tiene un comportamiento formidable en situaciones tales como terremotos,... motivo por el que su uso está muy extendido en las regiones del mundo que padecen estos problemas con más asiduidad son Estados unidos y Chile.

imagen retroexcavadora construccion

INFORMACION DE INTERES:

Esperamos que toda la información que incluimos en la web sea de su utilidad, y que le sirva para esclarecer sus dudas y saber más acerca del sector de las casas prefabricadas, puesto que estamos seguros que dará mucho que hablar en los próximos años. 

Las casas prefabricadas o mobile homes, como se las conoce en Estados Unidos, son relativamente nuevas en el estilo de vida español, pero llevan ya varias décadas siendo una gran solución alternativa para los norteamericanos, que suelen hacer uso de este tipo de casas si no pueden alcanzar el precio de una tradicional. La historia de las casas prefabricadas está muy ligada a la de las autocaravanas y casas rodantes que surgieron en la primera mitad del siglo XX en América. Pero con el tiempo, las casas prefabricadas se han ido distanciando de esos modelos, haciéndose más grandes y habitables, buscando siempre asemejarse lo más posible a una vivienda tradicional, pero manteniendo las ventajas de las casas móviles.

Fue precisamente a mediados de los años 50 cuando se empieza a crear el germen de lo que hoy conocemos como casas prefabricadas. En un principio se pensó en viviendas modulares, tal como las que hay hoy día, que se construyen en un gran solar o fábrica, y que son transportadas hasta el lugar donde van a quedarse, al menos momentáneamente. Estás casas estaban pensadas para poder moverlas de sitio “fácilmente”, ya que se mantenían sobre un gran soporte con ruedas, que permitía engancharlas a un camión para trasladarlas de lugar. Estaban pensadas para aquellas familias que debían cambiar de ubicación cada poco tiempo, por temas laborales, por ejemplo, pero querían una vivienda más propia y grande que una simple caravana.

En los años 50, como decimos, surgieron los primeros modelos de casas móviles, de diferentes tamaños. Los había más pequeños, para una pareja, con apenas dos o tres estancias, que podían ser llevadas por cualquier coche, como si de un remolque se tratasen. Pero también se empezaron a fabricar casas más grandes, que debían de ser movidas con tractores o camiones más potentes. Estas casas estaban destinadas a familias más grandes, y a ser usadas de manera permanente, como las casas tradicionales, a las que se parecían en casi todo, con la ventaja de que podían ser fácilmente trasladadas de lugar si era necesario.

Los materiales con los que se creaban estás casas comenzaron siendo el aluminio y la chapa, muy al estilo de las caravanas, para luego mejorar hasta el PVC, los paneles térmicos y otro tipo de materiales mucho más seguros y aislantes, sobre todo, para evitar que la estancia se convirtiese en un horno o en un congelador dependiendo de la época del año. Los nuevos adelantos tecnológicos permitían que los materiales cada vez fueran mejores, y las casas fuesen más resistentes, hasta casi no plantear importantes diferencias con las casas tradicionales, e incluso tener ciertas ventajas sobre estas, que necesitan un cuidado y revisiónconstante de paredes, pintura, obras… Las casas prefabricadas también necesitan cierto mantenimiento y reparaciones, pero los materiales cada vez las hacen más robustas y fiables.

Fue en la década de los 70 cuando estas casas lograron su máximo apogeo, coincidiendo curiosamente con el momento en el que se comenzó a dejarlas estáticas en una parcela determinada, seguramente para siempre, o al menos sin moverla tan a menudo como se acostumbraba unos años antes. En este sentido, los norteamericanos empezaron a tomar conciencia de que estás casas podían ser algo más que viviendas rodantes. Servían como alternativa perfecta a las casas tradicionales de ladrillo y cemento, y como éstas, podían quedarse “plantadas” en un sitio sin la necesidad de moverlas. Los materiales más resistentes y los nuevos modelos, considerablemente más amplios que los primeros, permitían que a simple vista, estas casas se diferenciasen cada vez menos de las tradicionales. Y su precio seguía siendo bastante inferior, por lo que muchos se decidieron por ellas.

Los modelos seguían creciendo, y ya se podían ver anuncios en las que las empresas fabricantes de este tipo de casas ofrecían viviendas “hechas a medida” para cada usuario, que podían ir desde una estancia de apenas 30 metros cuadrados hasta una mucho más grande, en la que dos o incluso tres grandes módulos de ese tamaño se ensamblaban para crear una gran vivienda. Estos módulos eran creados y transportados aparte, y se unían en el sitio donde iría la casa. Este método estaba destinado a aquellos que no moverían su casa de la parcela elegida, ya que requería mucho más esfuerzo.

Cuando los propietarios de estas casas comenzaron a preferir eso de dejarlas en la parcela elegida para siempre, las empresas vieron que podían construir casas que directamente estuvieran destinadas a ese fin, sin que pudieran moverse del sitio donde se situarían, porque tampoco haría falta. Esto supondría una mayor seguridad para la casa y sus habitantes, ya que podría situarse en el mismo suelo de la parcela, e incluso “incrustarse” en ella con cimientos como los de las casas tradicionales, yendo un paso más allá. Es entonces cuando se comienza a hablar de verdad de casas prefabricadas, tal como las conocemos hoy día en nuestro país. En el año 1980, el propio Congreso de los Estados Unidos admite cambiar el nombre de casa móvil a casa prefabricada,completando simbólicamente esta transformación.

Estas casas se crean por módulos, que suelen ser más bien pequeños, coincidiendo normalmente con estancias de la vivienda(cocina, baño, dormitorio…), para luego ser ensamblados gracias a un sistema de marcos estandarizados, que nos permitirá unir cuantos módulos deseemos con total seguridad para la consistencia de la casa. Este método puzzle se hizo muy popular desde su nacimiento, allá por los 70, y es el que más ha sido exportado, hasta el punto de que la mayoría de empresas que fabrican este tipo de viviendas lo utilizan en todo el mundo.

Estás casas prefabricadas, como decimos, comenzaron entonces a ser colocadas en parcelas sobre hormigón, de una forma muy similar a como se construyen las casas tradicionales, dotándolas de mayor consistencia y resistencia, sobre todo en sitios donde puede haber problemas con las casas de este estilo por los fuertes fenómenos atmosféricos (huracanes, tormentas) que podrían deteriorar, y en algunos casos, incluso destrozar este tipo de casas. Con este nuevo sistema de ubicación y la mayor resistencia de los materiales, las casas prefabricadas apenas se diferencian de las tradicionales frente a una tempestad de estas características.

A partir de la década de los 70, las casas prefabricadas modulares comenzaron a extenderse por otros países, desde Canadá a Reino Unido, pasando por AlemaniaEspaña o incluso Israel, donde algunas de estas casas han tenido un papel clave en el conflicto entre palestinos e israelíes, siendo el hogar de muchas familias expulsadas de la franja de Gaza. En los demás países, la demandade estas viviendas también está comenzando a repuntar en los últimos años, dado el difícil acceso a la vivienda, y el mejor precio de este tipo de hogares.

En muchos campings y zonas de acampadas de todo el mundo podemos alojarnos en bungalows, que suelen ser casas prefabricadas hechas de madera, al estilo de las antiguas cabañas de los bosques, y que suponen otra alternativa de alojamientobastante buena, aunque está más destinada al turismo vacacional que a la residencia permanente.

El nuevo estilo de vida que proponen las casas prefabricadas, casas de madera o casas modulares. Este tipo de viviendas se están empezando a ver en nuestro país como una verdadera alternativa a la vivienda tradicional, ya que su precio es hasta un 40% inferior, y cuenta con ventajas que las casas tradicionales no poseen, además de con pocos inconvenientes.

En países como Estados Unidos, Canadá o Francia, las casas prefabricadas llevan décadas siendo una alternativa viable frente a la construcción de viviendas tradicionales. Este tipo de casas son más baratas, respetan más al medio ambiente, y su construcción es más rápida y simple. En estos países, un alto porcentaje de las viviendas que se compran actualmente son prefabricadas o modulares. En España estamos empezando a ver que este sector puede ser una solución factible a la precaria situación inmobiliaria de nuestro país.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LAS CASAS PREFABRICADAS

Las casas prefabricadas se están convirtiendo en una alternativa real a la vivienda tradicional de ladrillos y cemento, dado el alto precio que ha alcanzado está en los últimos años, y la poca disponibilidad económica de muchas familias para aspirar a las viviendas tradicionales. Una vivienda prefabricada es mucho más barata que una tradicional, y en este tipo de asuntos, el dinero suele ser clave para tomar una decisión. Entonces, ¿por qué no están tan extendidas este tipo de construcciones? En este artículo intentaremos dar una respuesta a este dilema.

Las casas prefabricadas, como ya hemos visto en el articulo que resume un poco la historia de este tipo de viviendas, surgieron enEstados Unidos a mediados del siglo pasado, con la intención de crear híbridos entre las caravanas rodantes y las casas tradicionales, para que las familias que tuvieran que moverse de un sitio para otro en cortos periodos de tiempo pudieran vivir en una casa propiamente dicha, y no en un pequeño remolque, con las facilidades de poder mover la vivienda allá donde quisieran. Aquellas casas móviles fueron evolucionando hasta lo que hoy conocemos como casas prefabricadas, mucho más consistentes y duraderas, que en la mayoría de los casos ya han perdido la capacidad de ser movidas para convertirse, simplemente, en viviendas alternativas ancladas en ciertas parcelas.

Las casas prefabricadas se extendieron por todo Estados Unidos y Canadá en la última mitad del siglo XX, y también llegaron a ser muy populares en Francia, Inglaterra, Israel y otros países, aunque España todavía no es uno de ellos. Este tipo de viviendas pueden ser igual de funcionales y duraderas que una casa tradicional, siempre que sus materiales y la construcción de los mismos hayan sido de calidad. Aun así, el ahorro en materiales más caros y pesados, y en mano de obra, consiguen que una casa prefabricada sea mucho más barata que una vivienda tradicional. Se han dado casos de viviendas prefabricadas que han costado algo menos que una vivienda tradicional, siendo el doble de grande que esta última.

Veamos ahora la gran cantidad de ventajas que supone el hecho de decidirse por una casa prefabricada:

–        La primera, de la que ya hemos hablado, es el precio. El precio de estas viviendas prefabricadas puede variar muchísimo, según los materiales, los acabados y las dimensiones que escojamos para la casa. Una pequeña casa para dos personas puede rondar los 15.000-20.000 euros, el mismo precio que un coche normal, para que se hagan una idea. Según vayamos aumentando las dimensiones de la casa y la calidad de los materiales, evidentemente el precio también subirán. Aun así, podemos encontrar casas de más de 100 metros cuadrados por menos de 50.000 euros. Y las que sobrepasan los 100.000 euros suelen ser casas de una calidad impresionante, con dos plantas y con más de 250 metros cuadrados. Es imposible encontrar una vivienda tradicional por ese precio y de esas características. Normalmente, el precio suelen ser entre un 30 y un 50% más bajo que el de las casas tradicionales.

–        La ubicación de la vivienda puede ser tanto una ventaja como una desventaja, como veremos después. El caso es que para ubicar nuestra vivienda prefabricada solo necesitaremos tener una parcela libre, del tamaño de la casa que queramos montar, y normalmente facilitar la sujeción de la casa con una capa de cemento en el suelo, para que se quede totalmente cogida a la tierra. De esta forma partimos con la ventaja de que la casa costará lo mismo la ubiquemos donde la ubiquemos, y su precio no dependerá de su localización.

–        Los materiales utilizados en el exterior de estas casas suelen ser madera o PVC, pero siempre van protegidos por láminas opinturas especiales que aseguran su mantenimiento frente a la corrosión de las fachadas en las viviendas particulares. Este tipo de materiales es mucho más resistentes a climas extremos, tanto frío como calor, lluvia e incluso nevadas. A la vez, estos materiales son aislantes térmicos acústicos, por lo que a la larga, el gasto en calefacción o aire acondicionado, por ejemplo, se verá disminuido, ya que la temperatura en la casa suele ser bastante agradable en cualquier época del año.

–        La rapidez con la que se construye una casa prefabricada (máximo 6 meses desde que se planifica hasta la entrega de llaves) es otra de las grandes ventajas de estas viviendas. Al estar formadas por módulos que van encajados y ensamblados, el tiempo de preparación de estos módulos es mucho menor, ya que se fabrican a la vez, y una vez terminados, solo se tienen que ensamblar en el lugar escogido para situar la vivienda. Nada que ver con los años que puede durar la construcción de cualquier casa tradicional.

–        La utilización de madera, PVC, pladur y demás materiales frente al cemento, hormigón, etc.. de una casa tradicional también contribuye a un mayor respeto por el medio ambiente, por lo que podríamos hablar de casas ecológicas. En este sentido, la mayoría de las casas prefabricadas suelen ubicarse también en entornos naturales, en pueblos de sierra, rodeados de montañas o bosques, por lo que su adaptación al medio es inmejorable.

–        En este tipo de proyectos no hay exceso ni falta de materiales. Cuando se proyecta la construcción de una casa prefabricada, las empresas que se ocupan de la misma detallan en un presupuesto el precio final de la casa, y en la mayor parte de las ocasiones, ese precio no varía ni un ápice del real, ya que al construirse de forma industrial, los gastos son mucho más fáciles de calcular.

Entonces, ¿todo son ventajas en este tipo de viviendas? Evidentemente no. Si todavía no han llegado a ser una alternativa a gran escala a la vivienda tradicional es porque muchos recelan aun de estas viviendas, a veces por falta de conocimiento, y otras por conocer las desventajas de las casas prefabricadas, que también las tienen. A continuación os mostramos algunas:

–        La ubicación de estas casas no puede ser cualquiera, algo que, como comentábamos anteriormente, puede ser un arma de doble filo. Y es que además de la casa, tendremos que comprar o tener ya comprada la parcela donde ubicarla. Y comprar suelo en el centro de una ciudad para poner una casa unifamiliar de este tipo puede ser una auténtica locura, por el precio desorbitado que tendría la parcela. Por eso, este tipo de casas se suelen construir donde el suelo esta más barato, en las afueras de las ciudades, en los pueblos o en entornos naturales como bosques, playas o sierra.

–        Debido a estas reticencias con su ubicación en plena ciudad, las casas prefabricadas siempre se han tenido como unasegunda vivienda, como una casa en la playa o en al campo, en la que no se vive permanentemente. Un buen ejemplo de esto son las clásicas cabañas en el bosque que tanto abundan en Norteamérica.

–        Antes hemos hablado del precio tan bajo que tienen estas viviendas, pero también hay que analizar muy bien el tipo de casa que queremos, su diseño y sus dimensiones. Normalmente ya hay casas prefabricadas planeadas y con un diseño concreto, que suelen salir más baratas por ser más “simples”. Si estos diseños no gustan al comprador, siempre puede hacerse una casa a su gusto, claro que esto le saldrá bastante más caro que si utiliza ya las prediseñadas. Con esto queremos decir que las casas prefabricadas pueden también salir caras si las pedimos de grandes dimensiones y con un diseño muy especial a nuestro gusto. Aun así, seguramente saldrán más baratas que una casa tradicional del mismo estilo.

–        Los materiales utilizados deben ser de máxima calidad, tanto en paredes y tabiques como en los acabados, tuberías y cables de abastecimiento de luz, agua y gas. En caso de no serlo, podrían producirse problemas indeseados en la casa. Este tipo de materiales cuesta más que los normales, evidentemente, aunque muchas empresas los utilizan ya en todas sus casas prefabricadas.

–        Las casas hechas de madera o PVC pueden sufrir muchos más daños en zonas con fenómenos meteorológicos extremos,como pueden ser riadas, nevadas o huracanes. Evidentemente, ante un gran tornado de mucha fuerza, la casa prefabricada estará en desventaja frente a una gran casa de ladrillo y cemento. Aun así, las firmas de este sector trabajan para sacar casas cada vez másduraderas, resistentes y fiables, incluso ante este tipo de fenómenos extremos.

–        Es cierto que las casas prefabricadas son más baratas que las tradicionales, pero también lo es que suele ser más complicado encontrar un banco que nos habrá un crédito normal para este tipo de viviendas, sin que sea una hipoteca. Ante el éxito que comienzan a tener este tipo de casas en nuestro país, algunos bancos si que han sacado créditos hipotecarios especiales para sufragar la compra de estas viviendas, pero el tema de la financiación, como el de la legislación, aun están muy verdes en España.

Estas son las principales ventajas y desventajas que tienen las casas prefabricadas frente a las viviendas tradicionales. Cada uno puede ponerlas en una balanza y estimar si vale la pena o no hacerse con una vivienda de este tipo.

Consejos para adquirir nuestra casa prefabricada ideal

Clasificación Energética

A la hora de adquirir una casa prefabrica da igual que ocurre con las casas tradicionales, hemos de realizar un intenso estudio acerca de lo que necesitamos y confrontarlo con lo que nos ofrecen las distintas empresas dedicadas a este sector, buscando la casa más idónea para nuestra situación económica y nuestros planes de futuro. Al igual que con una casa tradicional, hemos de mirar más allá del momento actual, y pensar en que si queremos formar una familia, tal vez no nos sirvan los modelas más pequeños de casas prefabricadas, o tener también muy en cuenta el lugar donde vayamos a ubicarla, sobre todo para los materiales y su resistencia.

Hay muchos factores a tener en cuenta antes de decidirnos definitivamente por nuestra casa prefabricada. Muchos piensan que al ser una vivienda “menor” no les va a durar toda la vida, por lo que no toman la decisión de comprarla con el mismo rigor que utilizarían para comprar una casa tradicional, y con toda la responsabilidad que supone. Sin embargo, se ha demostrado que una casa prefabricada con materiales de calidad y el mantenimiento adecuado puede ser casi tan duradera como una casa tradicional, siempre que no se encuentre en un entorno demasiado extremo que pueda desgastar los materiales más de lo debido.

 

Por tanto, la decisión de comprar una casa prefabricada también es muy importante, y debemos tomarla con cuidado, conociendo al dedillo todos los detalles de la compra, los materiales, el proceso de construcción de los módulos, la ubicación, la normativa, etc… Aquí te vamos a dar algunos consejos muy útiles que te facilitarán el proceso de compra de una casa prefabricada:

–        Lo primero es tener toda la información posible sobre las empresas que más interés de despierten. No hay que fiarse solo de lo que ponen en una página web, es evidente. Debemos buscar opiniones de usuarios, mirar en forosexperiencias de otros compradores, e incluso visitar la fábrica de la empresa, si esta cerca de nuestro territorio, o también visitar, aunque sea por fuera, alguna casa que hayan montado, para ver de verdad como son los acabados de la vivienda.

–        Una vez tengamos las referencias necesarias sobre la empresa, le facilitaremos toda la información posible acerca del lugar donde queremos ubicar nuestra casa prefabricada. Desde el tipo de terreno, su situación en la localidad o ciudad correspondiente, el clima, las zonas verdes cercanas, el abastecimiento de luz, agua y gas… Toda esta información debe servirle a la empresa para crear nuestra casa prefabricada de la mejor manera posible para que se adapte a ese terreno específico.

–        No temer el ser pesados por preguntar dudas constantemente. La empresa debe aclararte cualquier duda que tengas, más en estos sectores en los que la información no abunda tanto. No te quedes con ninguna duda dentro, exprésala a los profesionales, y ellos te la aclararán de la mejor manera que puedan.

–        Como en toda obra que se realice en una casa, aunque ésta no sea una obra al uso, pide siempre que te desglosen el presupuesto según cada tarea o parte de la construcción, para tenerlo todo bien claro y no solo una cantidad final. Una vez desglosado, compara ese presupuesto con otros que puedas encontrar, pide ayuda a gente que ya haya comprado este tipo de casas para que te aconseje sobre si el presupuesto es justo o no.

–        Una vez haya comenzado ya el proceso de construcción de los módulos de la casa, realizar un seguimiento lo más cercano posible a ese proceso, siempre y cuando la empresa nos lo facilite. Hablamos de pedir fotografías con los módulos tal cual los vayan terminando, información detallada de cómo transcurre el proceso, si va según lo previsto, si habrá retrasos, etc… En definitiva, estar al día del proceso de construcción de nuestra casa igual que podríamos estarlo de una vivienda tradicional.

–        Procurar que la empresa incluya en el precio de la casa todas las instalaciones importantes de electricidad, agua y gas, por ejemplo, para que no haya gastos imprevistos posteriormente, ya que estos son imprescindibles. También procurar sea la propia empresa la que nos traiga la casa al sitio donde vamos a ubicarla y la monte allí mismo, o que nos ofrezca ese servicio a través de algún socio colaborador. De esta manera es mucho más fácil que todo el proceso se realice de una vez.

–        Por supuesto, haber elegido sabiamente la ubicación de la casa, teniendo en cuenta el clima, el entorno y cualquier otro asunto que pueda afectar a la misma. Si todavía no tenemos decidido donde ubicarla, podemos pedirle consejo a la propia empresa, ya que ellos saben mejor que nadie cual es el sitio más adecuada para sus viviendas. Evidentemente, eso también irá en relación a nuestras expectativas y necesidades, pero hay veces que queremos montar una casa prefabricada en un sitio poco adecuado por simple capricho, y es mejor no dejarse llevar por esas cosas.

–        Enterarnos bien de la garantía de fábrica que trae la casa. Hablarlo claramente con la empresa, y negociar si es necesario algún seguro extra, que muchas ya ofrecen, para mayor seguridad de nuestra vivienda. En este sentido también es adecuado ser consciente del mantenimiento que necesita la casa, sobre todo externo, ya que suele ser un mantenimiento algo especial, para evitar el deteriore de las paredes y tejados. Ser conscientes de que ese mantenimiento supondrá costes anuales o bianuales, que suelen ser inferiores a los de una casa tradicional, pero que aun así pueden llegar a ser importantes.

–        Y por último, como siempre, comparar precios, calidades, modelos entre la gran cantidad de empresas que ofrece casas prefabricadas en nuestro país, que cada vez son más. Esa competencia se traduce en mejores precios para atraer a los compradores, y de eso nos beneficiamos claramente los usuarios. Estamos en un momento perfecto para comprar una de estas casas, pero siempre con cabeza y sentido común.

        

Flexibilidad en diseño

Cualquier distribución es posible. Disponemos de variedad de estilos y diseños para adaptarnos a los gustos de nuestros clientes.

La situación del mercado español de las casas prefabricadas

El mercado de las casas prefabricadas está gozando de una gran popularidad en los últimos años, en países como el nuestro, donde antes era prácticamente marginal. España, a diferencia de Estados Unidos, Canadá o Francia, nunca se ha interesado demasiado por este tipo de construcciones. Tal vez los españoles estábamos más concentrados en hacer florecer el mercado de la vivienda tradicional. Muchos se aprovecharon de eso y especularon tanto con el precio de la vivienda que al final, aquella burbuja explotó, y las consecuencias las estamos pagando todos en forma de crisis económica.

Como ya vimos en el artículo acerca de la historia de estas viviendas, las casas prefabricadas empezaron a expandirse más allá de Norteamérica una vez que sus diseños eran lo suficiente evolucionados y parecidos a los de una casa tradicional. Entonces empezaron a llamar la atención en Reino Unido, Francia o Canadá, primero como viviendas alternativas que podían ser colocadas cerca de la playa o en los bosques y entornos naturales, y más tarde, como auténticas viviendas familiares, desplazando en cierta manera a la vivienda tradicional, mucho más cara e inaccesible para algunos sectores de la población, que optaron por las casas prefabricadas como alternativa más económica.

En cambio, España nunca ha sido un país interesado en este tipo de viviendas, al menos hasta ahora. El español siempre ha preferido la vivienda clásica de cemento y hormigón, acostumbrado a las obras y reformas interminables, buscando siempre dotar a su vivienda de una robustez a veces hasta exagerada, como temeroso de que la casa se le pueda venir abajo en cualquier momento. Una actitud totalmente antagónica a la que tienen algunas familias estadounidenses, que no temen vivir en casas prefabricadas en lugares donde el clima es mucho más extremo que en España, con huracanes y tifones incluidos, que podrían dañar las estructuras de su casa mucho más fácilmente. ¿Y porqué estos yankees no tienen miedo? Porque saben que estas casas prefabricadas son resistentes, aunque pueda parecer lo contrario.

Y tal vez eso sea lo que nos falta por entender a los españoles, que seguimos viendo las casas prefabricadas como construcciones que pueden venirse abajo con cualquier temporal. Conocer y tener toda la información posible acerca de estas viviendas, su modo de construcción, sus materiales, su historia y todas sus ventajas es algo básico para entender que son una alternativa real y barata a la vivienda tradicional, y eso es algo que deberíamos apreciar en un país como el nuestro, en el que el acceso a la vivienda se ha convertido en un lujo más que en un derecho.

Pero por suerte, todo eso está cambiando en los últimos diez años. El sector de las casas prefabricadas empieza a despuntar en nuestro país, tomando como ejemplo a nuestros vecinos franceses, y buscando también llegar al mismo nivel de calidad que los americanos, auténticos jefes en este sector, gracias a su más que dilatada experiencia en el mismo. La existencia de cabañas y bungalows, normalmente importados de Norteamérica o Centro europa, supuso solo una pequeña avanzadilla para darnos cuenta de que estas construcciones pueden ser tan útiles y habitables como las casas tradicionales, y que cuentan con grandes ventajas con respecto a ellas, empezando, por supuesto, por el precio.

Tal vez el mercado español sea así, y solo cuando la situación está peor y el precio es lo que más se mira, comencemos a tener en cuenta el sector de las casas prefabricadas. El hecho de que las casas estuvieran a precios tan altos, casi imposibles de asumir por una familia normal, y la llegada de la crisis económica en 2008, haciendo que estas familias vean disminuido su poder adquisitivo,ha supuesto el verdadero trampolín para que la popularidad de estas casas suba como la espuma. A su vez, las empresas dedicadas a este sector en España se han visto incrementadas, uniéndose a aquellas que ya suministraban casas prefabricadas desde hace años, y que cuentan con una mayor experiencia en el sector, tanto nacional como internacional.

Como ya vimos en el articulo sobre ventajas y desventajas de las casas prefabricadas, hay que tener muy en cuenta el lugar deubicación de las mismas. Parece que desde hace décadas, la gente ha querido irse a vivir a las ciudades, convirtiéndolas en grandes núcleos de población, en algunos casi al borde del overbooking, como puede pasar en Madrid. Sin embargo, este tipo de casas prefabricadas no suelen ubicarse en suelo de ciudad, puesto que la parcela saldría excesivamente cara para montar una casa unifamiliar. Por eso tienden a ubicarse en el extrarradio de las ciudades, o en zonas rurales. Eso no quiere decir que nos tengamos que ir a vivir al campo si no queremos. Simplemente podemos buscar núcleos de población que no sean tan grandes y donde el suelo no esté tan caro, y si son cercanos a la gran ciudad, mejor que mejor, así disponemos de todas las opciones.

El sector está creciendo a pasos agigantados en los últimos años, y aunque todavía estamos lejos de Estados Unidos, donde 1 de cada 3 casas son prefabricadas, estamos seguros de que con la debida información y la cada vez más compartida experiencia de poseer una de estas viviendas, la situación se verá incrementada, y los españoles tendremos realmente a las casas prefabricadascomo una alternativa, y no solo para echar unos días en un camping o visitarlas como cabañas en el bosque.

Normativa y legislación sobre las casas prefabricadas en España


Uno de los temas ocultos que muchos suelen pasar por alto a la hora de comprar una casa prefabricada es el tipo de normativaque contempla su ubicación en el lugar donde queramos situarla. El auge de este tipo de viviendas es nuestro país es muy reciente, y no existe una normativa clara al respecto, por lo que tampoco se dispone de mucha información sobre el tema. En este artículo trataremos de dar respuesta a todas sus dudas acerca de la normativa y legislación de las casas prefabricadas en España.

En el marco estrictamente legal, lo primero que hay que definir es sí las casas prefabricadas son consideradas bienes muebles oinmuebles, pues dependiendo de esta catalogación tendrán un tratamiento u otro, y por consecuencia, una normativa u otra. Si nuestra casa prefabricada va anclada al suelo (por los cimientos de cemento, como ya hemos visto en otros artículos) y poseentomas de luz, abastecimiento de agua pública y demás, serán consideradas bienes inmuebles, a la misma altura que las casas tradicionales. Eso quiere decir que necesitará de una licencia para su construcción y ubicación, así como cumplir con todos losrequisitos de la LOE (Ley de Ordenación de Edificios) y el CTE (Código Técnico de Edificación). Se necesitarán los permisos y licencias de una casa normal, incluyendo el de obras, aunque sea solo para el momento de su ubicación y anclaje en la parcela escogida. Por supuesto, solo podrá ubicarse solo suelo urbanizable.

En el caso de que la casa sea prefabricada pero no esté anclada al suelo y posea sus propios medios para abastecerse de luz, agua, etc…, sin necesidad de utilizar los públicos, se considerará un bien mueble, con lo que quedará exenta de gran parte del papeleo que hemos visto anteriormente. Estas llamadas casas móviles podrían compararse con un coche a efectos legales. Necesitaremosciertas licencias, sobre todo referidas a la ubicación de la casa móvil, pero no necesitamos licencia de obra ni nada parecido. La legislación ve en estas casas una especie de viviendas móviles que pueden cambiar de ubicación casi en cualquier momento, por lo que sería demasiado tedioso tener que arreglar un gran papeleo cada vez que cambiemos la casa móvil de lugar. Es por ello que la legislación es mucho más flexible en estos casos.

Las diferencias entre unas y otras son claras. Nosotros siempre nos hemos centrado en las casas prefabricadas, no en las móviles, ya que consideramos que este sector se va a convertir en la alternativa real a la vivienda tradicional, ya que comparte muchas más características con ella que las casas móviles, más parecidas a las caravanas. En el caso de querer adquirir una casa prefabricada para anclarla en una parcela determinada, lo primero que debe hacer es acudir a su ayuntamiento, que es el órgano encargado de otorgar las licencias de obra necesarias para la construcción, o en este caso instalación, de los inmuebles.

En estos casos, las casas prefabricadas tienen el mismo tratamiento que las viviendas tradicionales, por lo que el coste de las tarifas y licencias también será el mismo, no hay abaratamiento. El ayuntamiento no debe poner pegas a la hora de colocar una casa de este tipo en su suelo, siempre que esté dentro del suelo urbanizable, claro está. En el caso de las casas móviles, al ser consideradas bienes mobiliarios, sí que pueden ubicarse sobre terreno rústico. En estos casos, el ayuntamiento si que suele poner más pegas, puesto que piensa que habrá mayor descontrol si cada cual decide ubicar este tipo de casas móviles en una zona donde no hay parcelas acotadas ni nada por el estilo. Muchos ayuntamientos temen que al final se conviertan en asentamientos de familias marginales, que no tienen otra forma de vivir más que en este tipo de casas, y por eso son más reacios ante las casas móviles.

Ante lo que parece ser un espectacular crecimiento de este tipo de viviendas para los años venideros, España debería tomar ejemplo de las legislaciones de los países donde las casas prefabricadas son ya una realidad desde hace décadas. En Estado Unidos, por ejemplo, este tipo de viviendas están reguladas por una ley desde 1974, que otorga al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano la potestad para regular las licencias y ubicaciones de unas casas que son cada vez más populares en Norteamérica. Este organismo impone ciertas reglas sobre la ubicación de las casas, y así mismo, examina a las empresas que las fabrican con duros controles de calidad, para garantizar que las casas sean lo suficientemente buenas y resistentes, sobre todo para evitar desgracias en las zonas donde suele haber riadas, nevadas o huracanes.

En definitiva, aunque la normativa sobre las casas prefabricadas (las casas modulares ancladas a la parcela) parece ser clara, en realidad estamos ante un cierto vacío legal, una especie de parche que se ha puesto sobre este tipo de viviendas, que aunque tengan muchas características de las casas tradicionales, a fin de cuentas no lo son, y seguramente necesiten una normativa especial, como la tienen en otros países donde llevan décadas sirviendo de vivienda alternativa a las familias.

NUESTRAS CASAS PREFABRICADAS SON PARA VIVIR SE PUEDEN ESCRITURAR ESTAMOS EN GANDIA VALENCIA PIDANOS UNA CITA Y VISITENOS. VENDEMOS EN TODA ESPAÑA ISLAS CANARIAS E ISLAS BALEARES.